• Affin Capital

¿PORQUE SE VENDEN LAS EMPRESAS?



¿Por qué se venden las empresas?


Las causas por las que los empresarios toman la decisión de vender sus empresas, se pueden agrupar en cuatro aparatados. En cada uno de estos grupos se describen las causas y razones que motivan la venta:


Causas Políticas:

Son aquellas que tienen como origen la propiedad y el gobierno de las empresas.

Dependiendo del tipo de sociedad y del tipo de socios que tenga cada una de las empresas, estas causas, pueden tener enfoques distintos. Por ejemplo, en empresas individuales, la razón de venta más general es la jubilación del empresario fundador, especialmente en aquellos casos que no tiene familiares que quieran continuar con la actividad empresarial que está desarrollando. En empresas familiares, las causas políticas pueden derivarse por las tensiones que generan los procesos de relevo generacional, especialmente en aquellos casos de empresas que no tienen un protocolo familiar o una línea sucesoria clara, por lo que la tensión política en la junta de accionistas es inevitable. Por su parte las pyme’s, con capital en manos de varios socios, la causa política más generalizada son de las discrepancias entre los accionistas, que acaban viendo que la única salida digna para no terminar con la actividad de la empresa es proceder a su venta.


Causas Económicas:

Son aquellas que afectan a la necesidad de recursos y a la generación de recursos económicos.

En el apartado de necesidad de recursos, uno de los factores más importantes es la necesidad de liquidez para poder desarrollar la actividad principal de la empresa. Sin acceso a esta liquidez, en un breve periodo de tiempo se generarán tensiones de tesorería que impedirá la desarrollar la actividad de forma normal y efectiva. Además de la liquidez, una causa económica importante es la capacidad para realizar inversiones, tanto para abrir mercados, como para evitar la obsolescencia.

Por su parte, la principal razón causada por la variación en la generación de recursos económicos es la pérdida de rentabilidad. En estos casos se desinvierte para destinar los recursos a otras actividades que generen mejores resultados.

Finalmente, dentro de este apartado se tiene que considerar el riesgo patrimonial personal de los empresarios. Cuando se tiene necesidad de financiación a veces, los empresarios se ven obligados a responder con su patrimonio personal y familiar, lo que produce tensión y una salida habitual es la venta del negocio.


Causas Estratégicas:

Son todas aquellas causas que tienen relación con el negocio propio y su mercado.

A veces el empresario tiene la sensación de haber “tocado techo”. En estos casos, dependiendo del sector y del mercado, puede ser un impedimento para desarrollar la actividad futura ya que los competidores pueden ser más competitivos y comernos nuestra cuota de mercado. Ante esta situación de desgaste, una solución puede ser la venta de la empresa.

Del mismo modo, el origen del estancamiento o incluso el riesgo de obsolescencia puede ser la falta de actualización de los bienes y servicios que ofrecemos. Antes de sufrir un proceso de degradación es preferible traspasar el negocio.

Hay muchas causas estratégicas que pueden ser la causa final de la venta de la empresa como la diversificación, la obsolescencia, el acceso a la tecnología y el mundo digital, los mercados on-line, etc. En cada caso, se deberá analizar individualmente y proceder si se considera que la mejor opción es la venta del negocio.


Causas de Volumen:

Son aquellos factores que tienen relación con la dimensión de la empresa en todas sus variables.

Actualmente el mundo empresarial está sometido a la globalización y por tanto el volumen y dimensión de las empresas son causa y consecuencia tanto de su existencia como de su extinción. En muchos sectores se han generado procesos de concentración en el que inicialmente había muchos operadores y actualmente han quedado un reducido número de empresas. En estos casos se genera un escenario muy bueno para las empresas vendedoras porque puede haber más de una oferta que viene de operadores con mucha capacidad financiera y por tanto conseguir precios de venta muy satisfactorios.

Crecer en volumen tiene siempre consecuencias positivas, pero la más importante es sin duda la capacidad de negociación, por esta razón cuando nuestros competidores crecen y nosotros no somos capaces de seguir este crecimiento sectorial, una posible salida es la venta de nuestra unidad de negocio.

Estas cuatro causas desarrolladas en este artículo, son solo una enumeración de factores que dan respuesta a la pregunta inicial ¿Por qué se venden las empresas?, pero tenemos que dar respuesta a otras preguntas como ¿Cuándo vender mi empresa?, o ¿Cómo tengo que vender mi empresa? En estos casos, lo mejor es acompañarse de profesionales que puedan asesorar y aconsejar en cuál es la mejor opción para cada caso.



Mas información en: www.affincapital.eu/finanzas-corporativas

Contacta con Affin Capital: www.affincapital.eu/contact







Affin Capital Team

info@affincapital.eu | www.affincapital.eu




4 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo